Etapas de desarrollo del producto

Etapas de desarrollo del producto

“Etapas de desarrollo del producto” de Armando Vilas-Boas

El proceso de desarrollo del producto se concretiza en una serie de etapas que incluyen la conceptualización, diseño, desarrollo y mercadotecnia de  productos de nueva creación o sujetos a una nueva marca. El desarrollo del producto puede implicar la modificación de un producto ya existente o de su presentación, así como la creación de un producto totalmente nuevo que satisfaga una demanda emergente o ocupe un nuevo nicho de mercado.

La eficiente introducción en el mercado de nuevos productos o servicios acompañada de una gestión efectiva del ciclo de vida de las ofertas existentes supone un claro facilitador del crecimiento. Las empresas exitosas priman la investigación y el desarrollo del producto a fin de maximizar la innovación, el valor y la calidad y minimizar los costes,  tiempos y riesgos.

Si bien el desarrollo del producto es un proceso creativo, resulta importante adoptar una aproximación sistemática para estructurar el desarrollo y orientar los procesos de lanzamiento  de un nuevo producto al mercado.

Existe un marco común para el proceso de diseño, extensible a todos los sectores o ámbitos de trabajo, creado por el Consejo de Diseño del Reino Unido (UK Design Council), conocido como “Modelo de Diamante” (Diamond Model), conforme al cual, el proceso de desarrollo de cualquier producto sigue una secuencia dividida en cuatro fases:

  • Descubrir
  • Definir
  • Desarrollar
  • Distribuir

En este modelo están representados los procesos de divergencia y convergencia asociados a los momentos clave del proceso. Las fases de descubierta y desarrollo se corresponden con procesos divergentes, mientras que las de definición y distribución son convergentes.

Existen diversos enfoques desarrollados para guiar y gestionar los procesos, como Fuzzy Front End (FFE), Stage-Gate, Design Thinking, Quality Function Deployment, Design for Six Sigma o el enfoque Lean Product Development. A menudo, las empresas mezclan varios modelos y combinan dos o más enfoques diferentes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que determinar las necesidades del usuario es crucial. Si los usuarios finales no necesitan el producto, ni el mejor de los productos tendrá éxito.

Armando Vilas-Boas  – MA Design Course Leader

London School of Design and Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *